BIO

El 18 de febrero de 2018 volví a nacer. Y no porque tuviese una experiencia cercana a la muerte si no más bien porque tuve la mayor experiencia acerca de la vida. Ese fue el día que desperté a un entendimiento mayor que le dio sentido a todo. El día en el que sentí un amor tan grande que me hizo comprender lo que tantos años llevaba buscando inconscientemente.

Experimenté un repentino y maravilloso despertar espiritual que me ha cambiado la vida por completo.

Nací hace 38 años en Madrid. A los catorce, supe que quería ser periodista y contar historias a través de la televisión. Me licencié en Periodismo y en 2002 empecé a cumplir el que siempre había sido el sueño de mi vida. Una etapa maravillosa que duró hasta el año 2010, momento en el que la que siempre había sido mi vocación dejó de llenarme y de hacerme tan feliz.

Aquello coincidió con la muerte de mi madre, lo que supuso un antes y un después en mi vida.

Fueron unos años de mucha confusión y preguntas para las que deseaba respuestas que no lograba obtener.

Mi salida del mundo televisivo se produjo en el 2014 y sin un rumbo demasiado claro, acepté un trabajo en política para hacerme cargo del departamento de prensa de un partido que empezaba a ser conocido. En aquel momento, lo que más deseaba era recuperar mi vocación perdida y tener un trabajo que me llenase y que, a su vez, sirviese para ayudar y mejorar la vida de las personas de alguna manera, así que pensé que quizá la política era mi lugar. Pero lo cierto es que tardé poco en comprobar que aquel no era mi sitio. A pesar de ello, fueron tres años los que dediqué en cuerpo y alma a ese proyecto que tantas lecciones me ha enseñado en mi camino.

Tras abandonar el mundo político, empecé a buscar lo que yo misma bauticé como “una empresa con valores”, pero por más que la buscaba no terminaba de encontrarla. Rechacé trabajos que en otros momentos de mi vida hubiese aceptado con los ojos cerrados y nada de lo que venía a mi, me llamaba realmente.

Aquello me condujo a una especie de “crisis personal”. Me encontraba en un buen momento de mi vida, tenía buenas oportunidades delante de mí, pero nada me hacía vibrar así que tomé la decisión de parar y buscar las respuestas dentro de mí. No quería volver a aceptar algo sin estar realmente convencida.

En el mes de febrero de 2018 decidí hacer un retiro espiritual. Sin demasiadas pretensiones, para ser sincera, solo un fin de semana de descanso y relajación haciendo yoga y meditación. Y ahí sí se produjo la magia. Solté, me dejé guiar y mi intuición me llevó hasta una casa en las
montañas de Tibi (Alicante) con el maestro Rama, un argentino de corazón precioso. Aquel fin de semana cambiaría mi vida para siempre.
Fruto de mi despertar espiritual, entendí que mi camino no estaba en ninguna empresa. Lo que realmente quería hacer era escribir y ayudar a las personas a través de mi propias vivencias y experiencias. Tuvieron que pasar varios meses hasta ir viendo cómo todo iba tomando forma, pero la semilla ya estaba plantada. Pronto me guiaron a escribir un libro:

¡QUÉ FÁCIL ES TODO Y CUÁNTO LO COMPLICAMOS! y empezaron a aparecer maestros en mi vida con los que aprendí maravillosas técnicas de sanación.

En cuanto el manuscrito del libro estuvo acabado, se convirtió a su vez en un mazo de cartas, gracias al cual las personas van a poder trabajar en su propio desarrollo personal y espiritual.

Y, mientras esto sucedía, empezaron a llegar a mi vida personas a las que empecé a acompañar humildemente. Todo iba cobrando sentido poco a poco.

Hace solo dos meses comencé a escribir mi segundo libro que espero vea la luz muy pronto. Y fruto de todo ello, ahora nace “Eternitif”: un proyecto a través de la cual me pongo a tu disposición para acompañarte, si así lo sientes, en tu camino hacia una vida más amorosa, consciente y feliz con el objetivo de que tú también descubras tus propios dones. Ellos serán los encargados de revelarte la verdadera misión de tu vida.